¿Un plan de marketing para vender mi casa? ¿Estás de coña?

Cuando alguien se plantea vender una casa no es muy probable que crea que necesita un plan de comercialización. Pues bien, sí, como para cualquier cosa en la vida en la que quieras tener éxito debes tener un plan. Y como lo normal es que quieras vender tu propiedad lo mejor posible, lo ideal es que confíes en un buen profesional que desarrolle una estrategia de comercialización para conseguir este objetivo. Un buen profesional tipo Keli sin ir más lejos 😉

Empecemos por el principio, antes que poner un cartel y un anuncio más o menos acertado en los portales inmobiliarios tenemos que preguntarnos algo realmente importante. ¿A quién quiero venderle esta propiedad? ¿Cómo será el mejor comprador para mi casa? Es una pregunta sencilla y de su respuesta va a desarrollarse toda la estrategia comercial. Está claro que si queremos dirigirnos a un inversor más que hablarle de la luz que tiene la vivienda, le hablaremos de su rentabilidad, de la demanda de alquiler que hay en la zona… En cambio si queremos que sea una familia, la que compre nuestra casa, hablaremos de la oferta interesante de colegios, de parques y de comercios. Para un single nos interesará mostrar lo cerca que está de zonas con ambiente…

Antes de empezar a seducir a este comprador que queremos impresionar tenemos que preparar la casa para que le resulte atractiva. Hablando hace unos días con un cliente que quiere vender su casa me preguntaba si invertir en una propiedad que quieres vender no es tirar el dinero. La respuesta fue sencilla, se trata de invertir entre 1.000 y 1.500 euros que van a hacer que tu casa se vendar entre 25.000 y 30.000 euros más cara. Así que no, no es tirar el dinero, sino una de las mejores inversiones que harás en tu vida. Incidir sólo en esos elementos que importan a los compradores porque es normal que les importen, porque nadie queremos comprar una casa cuyo anterior propietario no haya valorado y querido y mimado. Así que tenemos la casa a punto, bien pintada y limpia, despersonalizada, con elementos estratégicos que nos permitan centrar la atención de nuestro mejor comprador en los puntos fuertes de la casa.

Ahora llega el momento de hacer unas fotos bien chulas, profesionales, por supuestísimo. Y también un texto que esté orientado a dar la información relevante para este comprador ideal. ¿Y si en vez de hablar de metros cuadrados y de número de habitaciones les explicamos cosas que tiene nuestra casa y que la hacen tan especial?

Ya tenemos la casa y la publicidad a punto, ahora tenemos que elegir bien los canales por los cuales vamos a dirigirnos a nuestro comprador. Es muy posible que si alguien busca piso mire los portales inmobiliarios, pero si nos interesa que sea alguien del barrio porque así nos aseguramos que va a valorar la zona, deberemos pensar también en el cartel bien visible. Y si además queremos que sea una familia del barrio podríamos repartir información de nuestra casa en la puerta del colegio más cercano, o dejar un flyer bien chulo en el bar o en el parking donde sabes que van los padres de ese colegio. Ya ves tu que esto de cómo llegar a nuestro cliente puede dar muchas posibilidades más allá de portales y carteles, está bien desarrollarlas todas y sorprender a los compradores por medios que llamarán su atención!

Hay muchas otras cosas que tenemos que tener en cuenta, como por ejemplo el precio y las estrategias para ser eficaces en este aspecto tan fundamental de la venta. Pero lo veremos en otro post. Eso sí, si quieres que hablemos de la mejor manera de vender tu casa, estamos a tu disposición en el 93 218 19 00 🙂

Deja tu comentario

Deja un comentario

css.php