Sopars en Positiu con Fernando García Erviti

Ni el frío, ni la madrugadora nevada en Barcelona consiguieron amedrentar al grupo de valientes asistentes a la cena de ayer. Y no era para menos, el invitado, Fernando García Erviti, merecía con creces el esfuerzo. Una edición de Sopars en positiu temática, centrada en nuestro sector, el inmobiliario, donde un protagonista de excepción nos dio su punto de vista sobre hacia donde caminamos. Y a Fernando cuando habla conviene escucharle, porque sabe de lo que habla, está en contacto con un montón de profesionales en todo el mundo, estudia los diferentes mercados, las formas de trabajar, comunidades en las que los precios están ascendiendo, mercados que bajan… Con su mirada tranquila pero apasionada analiza lo que está funcionando en un lugar, lo cuenta y difunde en otro y de este modo está sembrando una semillita, que crece y que Fernando se encarga de comunicar y compartir en otro lugar y así una y otra vez. De este modo empezamos la cena definiendo el trabajo que hace como el de un polinizador, lo contrario de Atila, vamos, por allí donde pasa crecen flores!

No me paso al decir que este sector le debe mucho a un hombre que ha sido capaz de tejer a su alrededor una red en la que muchos profesionales se han enredado, la tribu los llama él, consiguiendo dar un salto de calidad gracias al hecho de formar parte de este grupo. Fernando nos ha servido en bandeja las herramientas, la información, la plataforma, las ideas, ha actuado como catalizador en un momento en que el sector ha vivido y continúa en plena revolución. O te adaptas o no sobrevives, yo no sólo te ofrezco un flotador sino que te explico cómo construir un barco sólido, otros los han hecho así y asá y les ha funcionado, aquí te doy las indicaciones y las herramientas ahora te toca a ti decidir. Éste es Fernando.

Muy graciosa fue la historia sobre como el proyecto de CRS llegó a Fernando, de la mano de Dionisio Escarbajal tras una extraña comida en la que nadie se enteraba de nada. Años después la recuerdan con carcajadas. Cómo UCI se sumó, casi sin saberlo a esta idea, y sobretodo cómo, un proyecto que empezó al estilo de una película de Esteso y Pajares, se ha afianzado, consolidado, se ha extendido como una gran mancha de aceite y ha calado en lo más profundo de los profesionales. No creo que haya ningún profesional inmobiliario que no conozca los cursos de CRS, que no haya asistido o oído hablar de Inmociónate, que no haya ojeado Inmobiliarios o que no sepa quien es Fernando García Erviti. Y esto, tengo el convencimiento, que se ha debido a un conjunto de factores, por un lado, indudablemente el castañazo que se ha llevado el sector inmobiliarios y por otro, al entusiasmo y a la pasión de este hombre que ha sabido hacernos ver que estábamos ante un momento mágico para replantear una profesión que venía aportando poco o nada valor añadido.

Cuando entramos ya en materia Fernando tiene claro cual es el futuro de esta profesión, se ha acabado el mediar, lo que tenemos que hacer desde YA es representar a nuestro cliente en lo que él no sabe hacer o no tiene tiempo para dedicar, que es vender su casa o encontrar la que mejor se adapte a sus necesidades. El modelo válido de crecimiento y de consolidación de proyectos inmobiliarios viene de la mano de crear una estructura administrativa y de soporte para que es agente deje de ser un hombre orquestra para pasar a ser un especialista. Un buen cocinero no está pelando patatas, sino desarrollando recetas y explotando su talento. Éste es un buen ejemplo.

Fernando nos recuerda a menudo que a nuestro cliente lo elegimos nosotros y no al revés. Que decir que no nos puede ahorrar disgustos y dar tiempo para realmente dedicarnos a lo que nos da alegrías y dinero. En psicología esto se llama aversión a la pérdida, nos de miedo desprendernos de las cosas, aunque nos resulten molestas. Que curioso, verdad?

Gracias, Fernando por mandarnos a tu mejor versión (el doble malo se quedó ayer con Marisa y nosotros tuvimos la fortuna de tener a guai)! Hasta pronto!

Y en cuanto a los libros, un clásico de las cenas:

Pensar deprisa pensar despacio

Presunto inocente

2 Comentarios

  • Qué simpático resumen de una cena estupenda, rodeado de amigos y compañeros, en la que hemos ventilado expectativas, temores y opiniones para gustos variados. Así avanzamos y evolucionamos hacia formas mejores de servir a los intereses de nuestros clientes, en un mundo en el que las nuevas tecnologías se llevan a los que no saben aprovecharlas en su favor.
    En una era en la que la computación y el acceso a la información está alcanzando cotas inimaginables hace muy pocos años, lo que más vale es nuestra capacidad de generar y mantener contactos útiles con personas, y cenas como esta son un tesoro.

    • Queta
      2 años ago

      Gracias Fernando por aceptar nuestra precipitada invitación, por tu participación entusiasta y sobretodo por tu labor de polinizador!

Deja tu comentario

Deja un comentario

css.php