Sopant amb la Deb!

El Life se nos queda pequeño, en esta edición de Sopars en positiu hemos tenido que decir no a mucha gente y esto me fastidia. Me gustaría poder ofrecer una silla a todos los valientes que quieren escuchar a gente interesante y cambiar el mundo mientras cenamos.

Deborah Marín, nuestra invitada de la novena edición de Sopars (sí, sí, novena ya!!!), es una mujer directa, decidida y se nota que es feliz con su proyecto, que ha encontrado su media naranja profesional. OYE DEB! es su rincón, su casita virtual desde dónde emite señales para todas aquellas mentes receptivas que tienen ganas de vivir de una forma independiente y satisfactoria. Y lo consigue ya que más de 8.000 personas, mujeres en su inmensa mayoría, la leen semanalmente, son usuarias de su productos y ponen en práctica muchas de sus reflexiones.

Después de un camino personal de búsqueda en el que han habido momentos alegres y muchos otros no tan alegres, ahora está satisfecha. He oído decir muchas veces que la felicidad no es el fin sino el camino que recorremos pero creo que Deborah en este momento es feliz porque ha llegado a su objetivo y sobretodo porque ha dejado de sufrir el estrés que le suponía no tener claro el rumbo. Tener un proyecto que responde a su forma de ser y se adapta como un guante a ella y además le da tranquilidad económica la aporta una seguridad arrolladora que pasea por allí dónde pasa y sobretodo transmite en sus escritos. Por otro lado, escuchando sus palabras, también pienso que este camino le ha dado el contenido al que le está sacando jugo, que está analizando en cada uno de sus artículos así que en realidad esta senda ha sido también la clave de su éxito. Ella dice que escribe para la Deborah de hace cinco años, la que estaba desorientada, harta de hartarse de todo, inestable y angustiada porque no le gustaba suficientemente su vida.

Nos cuenta que en su aprendizaje, en su descubrimiento personal hay varias cosas que han sido importantes. De entrada la acción, para saber si te gusta o no una cosa, si es tu vocación pues es sencillo, hazla, ponla en práctica enamórate de ella y verás si es un amor pasajero, un aquí te pillo aquí te mato, o es algo más duradero o incluso el amor de tu vida. Analiza de cada cosa lo que te gusta y lo que no quieres que se perpetúe y te vas liberando de fardos que no te hacen feliz.

Con desparpajo y cierto desafío dice que siempre había querido ser rica, no para tener un caniche disfrazados de chanel pero sí para no tener que estar preocupada por el dinero, para viajar o para poder comprar muebles y cosas bonitas. Le molesta que sobretodo para las mujeres parece que sea algo negativo, de lo que tengamos que avergonzarnos. Querer ser rica está bien y ya está! Y por eso ella se ha propuesto que no tengamos miedo de decir esto y muchas otras cosas en voz alta, sin ninguna vergüenza. Ni de dar valor a las cosas que hacemos y pedir por ellas un precio.

Con sus artículos Deborah no pretende cambiar la vida de nadie, simplemente aprovecha su don para analizar estados, sentimientos, momentos por los que todos hemos pasado. Lo hace con una mirada de distancia y madurez pero también con un toque gamberro y en cierto punto frívolo, como quitándole hierro al asunto. Nos dice que si consigue hacer que sus lectoras se tomen un rato para pensar con clama en sus cosas se da más que por satisfecha, no es coach, ni psicóloga, ni lo pretende, pero sí un una pellizcadora de conciencias, un pepito grillo que semanalmente recuerda a más de 8.000 chicas que tienen una cita con una vida más chula.

Factores importantes que cuentan en la búsqueda de significado en el trabajo, atrévete a ponerle nota al tuyo y quizás te llevarás alguna sorpresa:

1-. que te hago ser rica, por dentro y por fuera, que se valore lo que haces en todos los sentidos y que tú lo sientas así.

2-. ser reconocida, que te sientas recompensada a nivel personal, que te guste poder contar a qué te dedicas.

3-. crear un impacto en los demás con lo que haces, que aportes y puedas dar lo mejor de ti y esto pueda mejorar la vida de los demás.

4-. ser independiente, poder disfrutar de las mañanas si así lo deseas.

Deborah nos recomendó un libro que tiene una pinta genial, Elogio de la pereza de Tom Hodgkinson

Y como también se habló mucho de blogs le pedimos también una recomendación en este sentido, esta fue su respuesta: http://www.copyblogger.com/

 

2 Comentarios

Deja tu comentario

Deja un comentario

css.php