Cactus corporativo

Antonio, María y Toni, una familia absolutamente encantadora que ha estrenado casa este verano, han tenido el detalle de regalarnos este cactus en agradecimiento a nuestro trabajo.
Ellos mismos lo han replantado en esta bonita maceta y acomodado en unas piedrecitas volcánicas para que esté contento en su nueva KELI.

Detalles como este te recuerdan lo bonito que es trabajar con personas y convertirlos en casi amigos. Por que no perdamos de vista que aquí no se venden pisos ni casas, aquí se trata con personas y se las ayuda a buscar una casa o a vender una en la que han vivido un montón de historias que guardan en su memoria. Es por eso que entre nosotros y nuestros clientes se crean vínculos importantes, al fin y al cabo, cuantas casas te va a comprar en la vida, y si el proceso de compra fue placentero, agradable y cómodo no vas a recordar a la persona que te acompañó en este momento tan mágico? Nosotros creemos y esperamos que sí!

 

Deja tu comentario

Deja un comentario

css.php